Medios

Entrevista a Janos Bertok

Jefe de la División de Integridad del Sector Público de la OCDE.

El jefe de la División de Integridad del Sector Público y de la Dirección de Gobernanza Pública de la OCDE, Janos Bertok, quien participó en 2015 como invitado a la Comisión Engel, afirma que hay que examinar con detalle las inversiones financieras realizadas por partidos políticos. Asimismo, plantea que lo fundamental de los fideicomisos ciegos es que sean realmente ciegos.

El experto dará hoy una clase magistral en el seminario “Hacia una Nueva Agenda de Probidad” organizado por el Centro de Estudios Internacionales de la UC (CEIUC) y la Secretaría General de Gobierno (Segpres).

¿Qué evaluación hace de la Agenda de Probidad del Gobierno, tras la Comisión Engel?

-En los últimos años, Chile ha tomado acciones para promover la integridad en la vida pública pasando reformas que muestran un alto nivel de compromiso de parte del Gobierno en esta materia, como la Agenda de Probidad y Transparencia. Esta insta a un acercamiento estratégico a la integridad pública y se hace cargo de las fuentes y riesgos de corrupción, así como también la aplicación de estándares de integridad y un efectivo control de cuentas. Ahora que esa legislación se aprobó, el test es su implementación, lo que ha representado un desafío en muchos países. En orden de alcanzar las expectativas, (en estos países) se han necesitado pasos audaces para implementar completamente un efectivo y completo sistema de integridad que de cuenta de las reformas legislativas.

¿Cuán relevante es la creación de fideicomisos ciegos para las autoridades de más alto rango y qué tan amplio debe ser?

-La creación de fideicomisos ciegos es una de las opciones para resolver o manejar los conflictos de interés, de acuerdo a los estándares de la OCDE. En la práctica, los fideicomisos ciegos han probado ser una solución efectiva en muchos países del bloque. La experiencia además muestra lo crucial que es asegurar que sea efectivamente “ciego” y que la delegación o asignación de responsabilidades sea genuinamente independiente de influencias del funcionario público (dueño del fideicomiso).

¿Cuáles son las recomendaciones de la OCDE en relación a inversiones en el exterior de funcionarios públicos de alto rango (como presidentes)? ¿Es apropiado que ellos tengan este tipo de inversiones?

-La experiencia en países de la OCDE muestra que lo que más importa, más allá de la naturaleza de la inversión, es evaluar si representan una situación de conflicto de interés y, si es así, qué acciones tomar y (en este caso) cómo se manejan las inversiones. Por esta razón es clave que se establezcan procedimientos apropiados para identificar, manejar y resolver situaciones de conflicto de interés y que los funcionarios sepan cómo enfrentarlos de una manera efectiva y pronta.

¿Es posible que multimillonarios con intereses en muchos sectores se puedan desenvolver en política sin tener potenciales conflictos?

-En muchos países hemos sido testigos del fenómeno creciente de que exitosos líderes de negocios se conviertan en políticos a nivel local o central, y América Latina no es la excepción. De nuevo, lo importante aquí, desde una perspectiva de prevención, es asegurar que todos los políticos que asuman puestos públicos ordenen sus intereses privados de una forma que preserve la confianza pública en su propia integridad y en la integridad de sus organizaciones.

Una de las más recientes controversias en Chile es cómo los partidos políticos se financian. En ese sentido, ¿cuál debe ser la fuente principal de financiamiento de estas instituciones?

-La financiación de partidos políticos y, más en general, del dinero en política es un área compleja de reformas en muchos países. Por un lado, el dinero es un componente necesario de cualquier proceso democrático, ya que permite la expresión de apoyos políticos y competencia en elecciones. Y, por otro lado, si el financiamiento de partidos políticos y de campañas no es adecuadamente regulado, el dinero puede ser también un medio para que intereses especiales poderosos ejerzan influencia indebida, y “capture” el proceso político (…). Hay que encontrar un balance apropiado entre financiamiento público y privado, ya que son ambos fuentes valiosas de financiamiento.

¿Es una buena práctica que partidos políticos tengan inversiones en el mercado financiero?

-Los partidos políticos, así como toda organización, necesita financiamiento para mantener sus funciones y actividades y, como ya mencioné, su fuente de financiación es comúnmente pública o privada. Cualquier involucramiento en inversiones financieras necesita ser cuidadosamente examinado, porque la misión de los partidos políticos no coincide con la de inversionistas, cuyas actividades involucran riesgos específicos, que además pueden llevar a situaciones de conflictos de interés.

Otra discusión reciente es el rol del Servicio de Impuestos Internos en la persecución de crímenes tributarios, especialmente cuando políticos o partidos políticos están involucrados. ¿Cómo otros países de la OCDE han resuelto esto?

-Los países de la OCDE han adoptado diferentes modelos para asignar la responsabilidad de conducir las investigaciones sobre crímenes tributarios, los que pueden estar a cargo de diferentes instituciones (servicios de impuestos, agencias especiales de impuestos, policías o fiscalías). Más allá del modelo adoptado, la información que maneja el servicio de impuestos es clave en cualquier investigación, y en la posterior persecución de un delito tributario u otras investigaciones criminales: para cualquiera que investigue un delito tributario es clave “seguir el dinero” y, por esto, tener acceso a la información impositiva de la persona que es investigada. Y cualquier agencia encargada de conducir investigaciones de crímenes tributarios no debe ser influenciada por interferencias políticas.

Descargar

Fuente: Pulso