Medios

Visión y metas de largo plazo de APEC

En mayo del próximo año, la región será sede de la reunión ministerial de comercio, una de las más importantes del Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico (APEC).

En ese contexto, temas como las disputas comerciales entre Estados Unidos y China -dos economías miembros del bloque- cobran relevancia. "Toma mucha importancia la discusión de estos foros por la mayor incertidumbre que existe hoy a nivel mundial dada la llamada 'guerra comercial', donde uno de sus mayores riesgos es que el conflicto siga escalando, porque eso va a generar mayor incertidumbre y podría desincentivar la inversión o el apetito de tomar riesgo de parte de las distintas compañías a nivel mundial", comenta el director del Centro de Estudios Internacionales de la PUC Jorge Sahd.

El académico también es el representante de Chile en el APEC Vision Group (AVG), que entregará recomendaciones para la visión post 2020 del foro, dado que en ese año se revisarán las llamadas metas de Bogor, Indonesia, propuestas en 1994.

Pero Sahd advierte de otras aristas que también podrían repercutir en la reunión ministerial de comercio como el efecto cambiarlo y la confianza en el sistema de libre comercio, aludiendo a un sentimiento antiglobalización. "Si este sentimiento sigue creciendo, obviamente va a significar un cuestionamiento a toda la gobernanza económica y mundial y a las instituciones internacionales que han sido la base de las últimas décadas en materia de cooperación e integración económica", explicó.

GUERRA COMERCIAL

Respecto a la posibilidad de que en el marco del encuentro que se va a realizar en la zona se ponga sobre la mesa los conflictos comerciales, remarcó que la definición de los temas va a estar muy sujeta a la decisión que tomen las distintas economías de cuáles son las materias a tratar.

"Naturalmente, el libre comercio y el sistema multilateral, que son banderas que ha defendido Chile, tienen que reafirmarse con igual fuerza", subrayó, aunque no descarta que economías como Estados Unidos, China o Rusia puedan plantear sus distintos puntos de vista en la materia.

"Será interesante ver cómo se da esa discusión en caso que más allá de la guerra comercial se discuta el proteccionismo porque el combate contra éste es una de las líneas fundamentales que ha tenido la APEC desde su creación y es una de las mediciones de su éxito que va realizando periódicamente en cuanto se han removido barreras proteccionistas al comercio y la inversión entre las economías del Asia Pacífico", dijo.

Sin embargo, advierte que hay que poner sobre la mesa materias que trasciendan una determinada continencia.

"La APEC en Chile, y especialmente respecto a la reunión que se hará en Valparaíso, tiene que ser una oportunidad de proponer una visión de futuro y de largo plazo para el desarrollo de los países y no sería deseable que solamente gire en torno a las contingencias que está viviendo el mundo en un momento determinado", enfatizó.

VISIÓN RENOVADA

En cuanto a sus expectativas, indicó que el país debe ofrecer y particularmente al Asia Pacífico en relación hacia dónde tiene que apuntar el desarrollo.

"Hay que ver cómo conectamos de mejor manera las políticas de comercio e inversión con las reformas domésticas que tienen que realizar los países para que sus economías sean más competitivas, tengan más productividad y generen mayor bienestar para la población", sostuvo.

"Insisto, creo que si Chile logra proponer en Valparaíso una visión y metas de largo plazo al resto de las economías va a ser un gran triunfo por parte de nuestro país. A pesar del tamaño de nuestra economía Chile es un referente a nivel mundial en materia de política comercial. Es el primer país que, por ejemplo, negoció un TLC con China", agregó Sahd.

En esa línea, señaló que este prestigio con que cuenta el país hay que confirmarlo en el foro que acogerá el próximo año.

"Eso hay que profundizarlo y proponer una oferta renovada en lo que se refiere a conectar la apertura comercial con reformas económicas domésticas para aprovechar de mejor manera nuestra amplia red de tratados", aseveró.

Por último, recalcó la faceta integradora que debe tener la instancia. "Que sea una oportunidad para que el Estado de Chile pueda traer a actores de la academia y la sociedad civil y que se sientan parte de este evento", puntualizó.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso