Medios

Conflictos sociales e imagen país: una mirada a latinoamérica

Bloomberg, FT y The Economist nos pusieron en el mismo grupo que a Ecuador. “La imagen país se ha visto dañada estos días, qué duda cabe”, dijo el director del Centro de Estudios Internacionales UC, Jorge Sahd.

“En medio de esta América Latina convulsionada veamos a Chile, nuestro país es un verdadero oasis con una democracia estable”, dijo el presidente Sebasián Piñera en una entrevista con el matinal “Mucho Gusto” de Mega el 8 de octubre.

Menos de dos semanas después, corremos el riesgo de ser percibidos por la prensa internacional y los analistas como uno más del club en una región que Bloomberg describe como “el símbolo del riesgo político en los mercados financieros”.

La agencia de noticias reseñó que el presidente chileno fue el segundo líder en declarar estado de emergencia este mes en Latinoamérica, tras las protestas en Ecuador por el fin de los subsidios a los combustibles.

Argentina, por su parte, volvió a aplicar controles de capital tras las primarias (PASO) que entregaron una ventaja irremontable al candidato opositor Alberto Fernández, de cara a las elecciones del domingo.

A eso se suma la crisis política en Perú, cuyo Congreso se disolvió, mientras los parlamentarios intentaban destituir al presidente Martín Vizcarra. Y las economías más grandes de la región, Brasil y México, están estancadas.

Desafíos subestimados

“Los inversionistas entusiasmados por el giro a la derecha de la región, subestimaron los desafíos”, dijo Daniel Kerner, director gerente para América Latina de Eurasia, a Bloomberg. “Los presidentes están atrapados entre la necesidad de ajustes y su inhabilidad de implementarlos”.

Ese dilema familiar para los líderes latinoamericanos se ve acentuado por el fin del boom de los commodities, una desaceleración del crecimiento y creciente deuda fiscal, que subiría a un 78% del Producto Interno Bruto de Sudamérica este año, frente a un 51% hace una década, según datos del Fondo Monetario Internacional.

En el caso particular de Chile, el diario británico Financial Times escribió ayer que “las protestas expusieron una ira profundamente arraigada entre los chilenos de que un sistema desigual los ha excluido del notable desempeño económico del país en las últimas décadas”.

The Economist, por su parte, dijo que la violencia ha sorprendido a muchos chilenos. “Su país es uno de los más prósperos y pacíficos de Sudamérica. Ahora sufre el tipo de agitación que ocurrió recientemente en Ecuador, un país mucho más pobre”.

La revista también destacó que Chile será sede en los próximos meses de dos grandes eventos a escala internacional: la cumbre de líderes de APEC, que entre el 16 y 17 de noviembre congregará a 21 líderes de economías del Asia Pacífico y a sus respectivas delegaciones; y la COP25, que entre el 2 y el 13 de diciembre reunirá a representantes de 196 países más la Unión Europea.

“En la apuesta por ser anfitrión de esos eventos, Chile se muestra a sí mismo como un bastión de la estabilidad en Sudamérica. Piñera no tiene mucho tiempo para convencer a los dignatarios que eso sigue siendo cierto”, concluyó.

Imagen país dañada

El director del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica, Jorge Sahd, afirmó que la comunidad internacional sabe que Chile no es un país violento. “Es un país serio donde sus intituciones funcionan. La violencia repentina que estamos viviendo nos ha sorprendido a todos”, dijo a DF.

Por eso, los próximos pasos serán clave. “La imagen país se ha visto dañada estos días, qué duda cabe. La confianza con el exterior se restablece con las mismas fortalezas que nos han caracterizado como país las últimas décadas: seriedad institucional y una clase política responsable que ofrezca una salida cuanto antes”, agregó.

Sin embargo, no será fácil restaurar la confianza, al menos en el corto plazo. Ejecutivos y funcionarios de gobiernos extranjeros han cancelado sus viajes de negocios a Chile, por temor a los disturbios, y están a la espera de lo que pase en los próximos días para ver si reprograman sus viajes. Las embajadas también han emitido alertas a sus ciudadanos residiendo en Chile y a los viajeros, para que adopten medidas de precaución.

En Cancillería, en tanto, el ministro de Relaciones Exteriores, Teodoro Ribera, junto a los subsecretarios de Relaciones Exteriores, Carolina Valdivia, y el de Relaciones Económicas Internacionales, Rodrigo Yañez, recopilaron información para determinar el impacto internacional de este conflicto y establecer un plan de acción. Valdivia incluso llamó personalmente a los embajadores para darles una señal de tranquilidad.

"APEC no se ha alterado", dice vocera

La vocera de gobierno, Cecilia Pérez, aseguró ayer que "la COP y la APEC no se han alterado" a pesar de la situación que enfrenta el país. Sin embargo, fuentes cercanas a la cita de APEC reconocen que ha habido preocupación entre los asistentes extranjeros sobre la seguridad que Chile puede garantizar para sus delegaciones, y que funcionarios de gobierno están intentando transmitir un mensaje de tranquilidad a los miembros de las 21 economías que componen el Foro de Copperación Asia-Pacífico.
Hasta la semana pasada, estaban confirmados los líderes de las mayores economías del foro: el estadounidense Donald Trump, el chino Xi Jinping y el ruso Vladimir Putin. De hecho, se esperaba que Trump y Xi firmaran en Santiago un acuerdo parcial que pusiera fin a la guerra comercial.

Fuente: Diario Financiero