Medios

La imagen de Chile en el Asia se puede recuperar rápidamente

Es doctora en Ciencia Política por el Instituto Universitario Europeo, Italia, y actualmente se desempeña como académica en la Pontificia Universidad Católica de Chile e investigadora del Centro de Estudios Asiáticos de la misma casa de estudios. Aunque cree que es normal un deterioro de la imagen de nuestro país en el Asia Pacífico, considera que gran parte de los países de dicha región han pasado por procesos similares.

Nicole Jenne es experta en asuntos asiáticos, con una amplia trayectoria en temas vinculados a Tailandia, Singapur, Malasia, entre otros. En esta entrevista conversamos sobre avances y desafíos de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Asean por sus siglas en inglés), el papel de China y Estados Unidos, entre otros. Sus opiniones, en la siguiente entrevista.

Seguridad en el Sudeste Asiático

”Los Estados del Sudeste Asiático formulan su política exterior y su política de seguridad en cuanto a las relaciones que establecen dentro de la región, pero también de sus relaciones hacia afuera, es decir, con otros países. Muchas veces se toman ideas y modelos que vienen de Estados Unidos. A veces también de Europa. Si miramos la influencia de Estados Unidos, su poder bélico y su proyección militar hacia los países del sudeste asiático, quedaríamos sorprendidos, sobre todo en la forma como se implementan esos modelos e ideas, sin acomodarlos la realidad local.

Entre los temas de seguridad destacan también las insurgencias, están en la agenda de seguridad, pero si uno se pregunta cuáles son los nuevos desafíos, o las nuevas amenazas, nos encontramos con que realmente no son tan nuevas. En muchas partes del mundo adquirieron importancia para Estados Unidos en algún momento, pero en otras -y eso incluye el Sudeste Asiático- son históricas.

Por ejemplo, la migración, la seguridad alimentaria o el acceso a los servicios básicos, el terrorismo, los grupos rebeldes, o grupos armados que desafían el control del Estado. Por ejemplo, en el extremo sur de Tailandia existe una insurgencia de larga data. Ahí realmente hay una política que ha sido bien influenciada por lo que denominamosel hegemón global, y eso ha llevado a que la respuesta ante la insurgencia no sea la mejor, sino que en varios momentos claves ha llevado a un aumento de violencia en vez de una disminución.

Avances concretos en integración

”Desde su creación en 1967 hasta hace poco más de diez años, casi no avanzaron. Tuvieron reuniones importantes debido a la amenaza comunista en la región, lo que los llevó a emitir una serie de declaraciones. Durante 40 años no había entre los objetivos declarados de Asean alguno que sea político, o incluso sobre seguridad. En vez de eso resaltaron que la misión de Asean consistía en integración económica y cooperación por el desarrollo, tecnológico, científico, etc.

Ahora bien, dónde está Asean en cuanto a su integración económica, inversiones o flujo de personas, me parece que sus avances todavía son limitados. Incluso en estos ámbitos ha tenido un ritmo bien lento, muy propio. Digamos que hay una diferencia muy importante con la Unión Europea, donde a veces se plantea audacia. ¿No está logrando la integración económica? Hubo avances, pero para lograr la integración económica hay que integrarse políticamente y ningún país en Asean ha cedido soberanía.

Entonces no podemos hablar de integración política y tampoco en ningún momento, salvo por pocos líderes visionarios, diría yo, no ha sido el objetivo de avanzar en eso. El discurso de acción siempre ha sido el camino, es el objetivo. Mientras cooperemos, nos encontremos, nos sentemos juntos, hablamos y tengamos contacto, mientras eso ocurra, estamos cumpliendo con nuestros objetivos.

Sin embargo, todos los países tienen sus intereses individuales. Para Singapur, muy claramente es lo económico, para Indonesia son otros más políticos, pero ninguno puede imponer su agenda en ese sentido. Ha habido avances para enfrentar los desafíos políticos de seguridad y eso se refiere a una mayor apertura para conversar temas que tradicionalmente se han considerado temas domésticos como los derechos humanos, los insurgentes, el terrorismo, etc. Sin embargo, pienso que formalmente no ha habido ningún avance en ese sentido".

Actuación como bloque

"Ha habido avances significativos en los últimos 15 años, es cierto, pero si uno ve toda la historia de Asean veríamos que no es tan así. Si volvemos al 67, las declaraciones que se hicieron en ese momento y donde estamos hoy, nos daríamos cuenta que están muy por detrás de sus propios objetivos. En los últimos años se ha avanzado más por presión de los países que tienen interés en la integración económica que en la voluntad de los propios países. Esto porque no es fácil avanzar. Tenemos economías como Singapur que es la más avanzada, pero por otro lado a países muy pobres como Laos, Myanmar, Vietnam.

Esto ha generado obstáculos, aunque también reticencias. En últimos términos, la integración económica es una cosa que se da por decisiones y por voluntad política. A veces creo que hacemos la comparación con la Unión Europea. Por ejemplo para el caso de América Latina, decimos no son complementarias las economías, pero resulta que en Europa tampoco lo eran. Nunca ha sido así, pero se ha hecho lo posible para que lo sean. En el Sudeste Asiático ocurre algo similar, han avanzado en el reconocimiento de títulos profesionales. Pero falta mucho aún, por ejemplo en materia económica, que un peluquero de un país pueda abrir una peluquería en otro.

Entonces, podríamos decir que sí ha habido avances, pero más lentos de lo que creemos. Al medir los propios objetivos de la asociación, aunque estén por detrás de lo que se proponen se muestran como una organización exitosa, eso es cierto. Esto porque han sobrevivido a muchas crisis y muchos momentos difíciles.

"Solos no valemos nada, pero juntos sí, ese es nuestro símbolo de acción, como las pajas de arroz". Esta idea siempre la mencionan y significa que una paja de arroz por sí sola no vale nada. Viene un viento y se va. Pero en conjunto con otras se hace fuerte. De hecho, en el sudeste asiático se hacen casas con techos de paja de arroz. En ese sentido sí han desarrollado un discurso y hasta tienen una posición central en la región, jugando de forma bastante inteligente con las grandes potencias. ¿Por qué? Porque a China y Estados Unidos, que tienen un rol fundamental en el Asia Pacífico, les interesa que haya un tercero en el equilibrio regional, y ese puede ser Asean.

Imagen de Chile luego de cancelar Cumbre de Líderes de Apec 2019

"Claro que ha habido un cambio. La imagen de una casa bonita en un barrio feo, se ha visto dañada. Aunque los asiáticos tienen ese principio de face saving, es decir, de salvaguardar la dignidad del otro y nunca plantear algo así de manera oficial o públicamente, es algo que pueden estar pensando.

La posición oficial en todas partes ha sido: "lamentamos lo que está sucediendo, pero se entiende perfectamente que en esas condiciones no se pueda hacer y esperamos que se mejore la situación". Los países del Sudeste Asiático tienen una trayectoria estatal reciente, salvo por Tailandia. A veces nos olvidamos, pero son estados muy jóvenes y eso implica que hay problemas internos tremendos en cuanto a la cohesión social. Esto implica desigualdad, lo que trae problemas, por eso, en el fondo, tampoco les sorprende que en las condiciones en las que se encuentra Chile les falte capacidad de actuar hacia el exterior.

La imagen a futuro va a depender mucho de cómo se maneja la situación y si se logra salir de la crisis de seguridad. Aunque creo que se puede recuperar esa imagen que había antes, rápidamente y sin problemas. Pero si esto sigue durante un tiempo, se podría volver más complicado. Dicho esto, para los países en el sudeste asiático, cuando miran hacia América Latina, lo primero que ven es a Brasil y México, simplemente por el tamaño. No es lo único, porque para ellos, en la región se mira también a Chile con una ventaja, por su actividad hacia el Asia.

Fuente: Biblioteca del Congreso Nacional de Chile