Medios

Sofofa prevé “un marginal” crecimiento de la industria manufacturera en 2020

Un sombrío panorama deparará el 2020 para la industria chilena. Así, por lo menos, lo anticipan los distintos indicadores que elabora la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), que miden – a través de distintos parámetros- el desarrollo de la actividad manufacturera.

Así, el director de políticas públicas del gremio industrial. Rafael Palacios, advierte que tras una contracción en torno al 1.6% para este 2019, para el año 2020 proyectan que la actividad manufacturera “crecerá marginalmente por sobre 0,5%, es decir, por debajo de lo esperado con anterioridad a octubre, en donde proyectábamos un crecimiento de la industria manufacturera en torno al 3%”.

El indicador que calcula el dinamismo al interior de la industria local lo realiza Sofofa junto al Centro de Estudios Internacionales UC. Estos miden producción y ventas, exportaciones industriales e inversión en maquinarias y equipos.

El ejecutivo del gremio industrial explica que estas proyecciones responden, en gran medida, a la evolución de la confianza empresarial y de los consumidores, y su impacto en la inversión y el consumo.

“Con todo, vemos también que las industrias exportadoras con mayor exportación al comercio internacional podrían desacoplarse de la tendencia que seguirán las industrias más expuestas al proceso de normalización de las actividades productivas y a la evolución del empleo y los salarios”, señala Palacios, explicando que el primer grupo de empresas podría verse favorecido por una mayor demanda externa y mejores precios producto de un repunte del intercambio con países del Asia Pacifico, lejano oriente y la Unión Europea.

Empleo: La automatización tomará más fuerza

Palacios explica que la ocupación en la actividad manufacturera en los últimos años muestra una lenta pero sostenida tendencia bajista, habiendo registrado una caída de 4,1% el 2018 y una baja de 3,2% en lo que va del 2019. “Las remuneraciones, en cambio, han venido creciendo en torno al 5%”, comenta.

Y si bien es esperable que la automatización tome cada vez más fuerza, señala Rafael Palacios, junto con disminuir aún más la ocupación industrial, “también es posible un cambio en los patrones migratorios que genere más holguras para la contratación”.

Con todo, sostiene el ejecutivo del gremio industrial, la evolución del empleo y, principalmente, del nivel de salarios, dependerá de la profundidad del impacto de la crisis social en la actividad económica, siendo aún prematuro hacer estimaciones.

Recorte profundo de la expansión del PIB del 2020

El 18 de octubre de este año marcó un quiebre en las proyecciones que tenían los diversos actores económicos para este y el próximo año. Así, la Sofofa proyecta hoy un crecimiento de 1% para el 2019 y entre 1% y 2% para el 2020, “cifras que distan bastante de las estimaciones previas al 10 de octubre, en donde proyectábamos un crecimiento del PIB en torno a 2,5% para el 2019 y entre 3% y 3,5% para el año que viene”.

Palacios explica que este recorte en las cifras de crecimiento para el año 2020 viene a profundizar la desaceleración de la actividad que observaron duramente gran parte de este año y, en forma más pronunciada, en los meses de octubre y noviembre.

Con todo, este panorama descrito por la Sofofa, Palacios advierte que el principal elemento que determinará la evolución de la actividad industrial el próximo año es la recuperación y el fortalecimiento del estado de derecho.

Así, agrega Palacios, “en necesario que el sistema político sea capaz de procesar adecuadamente las demandas sociales, alcanzando acuerdos que permitan trazar una hoja de ruta que despeje paulatinamente la incertidumbre de un posible proceso constituyente y de algunas reformas estructurales como la tributaria o la laboral”.

Fuente: El Mercurio