Medios

Diversificación: La apuesta de Chile y Nueva Zelanda

Si bien es cierto que la pandemia ha impactado a todas las economías del mundo, algunas tienen características que las han hecho verse particularmente desafiadas por la naturaleza de la crisis, que ha puesto aún más desafíos al comercio global.

Tanto Chile como Nueva Zelanda caen en esta categoría, ya que ambas son economías pequeñas y altamente dependientes del intercambio comercial, golpeadas y amenazadas por la pandemia, pero también inquietas por cómo se configure el mundo luego de la crisis.

En respuesta a ello, el Centro de Estudios de la Universidad Católica (Ceiuc) junto con el Centro de Excelencia de Asia y el Pacífico de Nueva Zelanda realizaron el seminario "La diversificación como respuesta a las interrupciones del comercio: perspectivas de Nueva Zelanda y Chile", en el cual se discutió la situación actual, pero por sobre todo se analizaron alternativas para los meses y años que vienen.

Uno de los participantes en el encuentro fue el exdirector ejecutivo de APEC, Alan Bollard, quien describió un panorama mundial en el que las cadenas globales de valor se están reubicando, teniendo a China en el centro de la discusión.

China, justamente, es un punto de preocupación central para ambos países, ya que según Bollard, tanto Chile como Nueva Zelanda apuntarán a la diversificación del comercio en los próximos años, pero aumentarán la dependencia del gigante asiático.

"Nueva Zelanda y Chile son dos naciones pequeñas y sureñas, que dependen del comercio y sufren de la distancia, pero a veces sacan ventaja de estar más aisladas", describió el experto.

En línea con su compatriota, la representante del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio de Nueva Zelanda, Clare Kelly, indicó que ambas naciones "pequeñas abiertas al comercio" se enfrentan a riesgos como la pandemia y su impacto en la economía, o el deterioro del multilateralismo.

"Las reglas necesitan ser reformadas y modernizadas pensando en cómo funciona el comercio hoy", expresó la experta, añadiendo que el proteccionismo es una preocupación clave para ambos países.

Bollard estuvo de acuerdo, y señaló que ambos países están altamente preocupados por el aumento del proteccionismo en el mundo y por las acciones que la administración de Joe Biden implemente en Estados Unidos desde enero.

Así, agregó que "no creo que esperemos que esto (la situación actual) cambie significativamente, y los dos estamos conscientes de los impactos de las vulnerabilidades del Covid".

En cuanto a intereses en común, Bollard destacó que ambas naciones están buscando nuevas oportunidades en temas de alimentos, cambio climático, producción sostenible y energías renovables, entre otras.

Kelly, en tanto, dijo que las autoridades neozelandesas están evaluando diversificar los riesgos, las alianzas, y teniendo conexión con países como Chile, ya que esto "podría venir con algunas soluciones a estos problemas".

Todos estos temas serían parte de la agenda que impulsaría Nueva Zelanda en la presidencia de la APEC durante 2021, explicó el exdirector de la entidad, quien afirmó que se "verán propuestas de recuperación a la crisis del Covid".

Oportunidades bilaterales

El subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, Rodrigo Yáñez, también participó del encuentro, y destacó que el sector de las tecnologías de la información "ha estado en el centro de las respuestas para avanzar" ante los desafíos impuestos por la crisis.

Ante ello, afirmó que "la digitalización ha demostrado ser una herramienta eficaz para afrontar este nuevo escenario", y tanto él como Kelly destacaron la participación de ambos países en el Acuerdo de Asociación para la Economía Digital (DEPA), junto con Singapur.

Mientras la neozelandesa lo calificó de "revolucionario", Yáñez indicó que "este acuerdo es un paso concreto para regular este sector relevante para promover y facilitar el comercio en este frente".

En temas de multilateralismo, la autoridad nacional entregó el apoyo a Nueva Zelanda para su presidencia de APEC 2021, afirmando que "contribuirá a garantizar la continuidad de APEC en la búsqueda de la integración económica regional, el apoyo al sistema de comercio multilateral y el avance del trabajo hacia un Área de Libre Comercio de Asia-Pacífico".

Fuente: Diario Financiero