Medios

Situación de México

Ha pasado una semana desde el terremoto 7,1 escala Richter que sacudió a México y aún no hay una cifra oficial de cuánto le costarán a la economía azteca los daños en infraestructura, vivienda y estructura vial, etc. Según los analistas, los efectos se verán principalmente en el Producto Interno Bruto (PIB) correspondiente al tercer y cuarto trimestre de 2017. Pero, a la vez, estiman que hacia 2018 la economía tendrá un reimpulso como consecuencia de la reconstrucción.

El presidente de la cámara chileno-mexicana, Bernardo Morelos-Zaragoza, prevé un impacto a la baja de un 0,4 a 0,5% en el PIB trimestral, mientras que en términos anuales se traduciría en un 0,1 a 0,3%. El banco estadounidense JPMorgan, bajó su proyección del PIB del tercer trimestre de un 1,6% a un 1,2%, mientras que para la cuarta parte del año estimó que será un 2,8% respecto del 2,5% previsto anteriormente.

El sismo -que se compara con el que sufrió el país en 1985 y que causó pérdidas en ese entonces entre 2,1% y 2,4% del PIB nacional- azotó a Morelos, Puebla y Estado de México, que en su conjunto representan más de un 25% del PIB nacional.

A pesar de los daños causados por el movimiento telúrico, el presidente de la cámara chileno-mexicana, Bernardo Morelos-Zaragoza, es optimista con que esto no hundirá a la economía azteca. "Aunque la destrucción de viviendas, infraestructura y otros bienes afecta directamente la riqueza de la nación, la reconstrucción también impulsa a la economía", dijo. Con ello concuerda Christiane Fabrega, economista mexicana de ITAM, quien indicó que el sismo traerá consecuencias negativas en este trimestre con un retroceso de cuatro décimas en el crecimiento, pero explicó que "se espera que la actividad de reconstrucción compense este efecto".

Para Jorge Sahd, director del Centro de Estudios Internacionales UC (CEIUC), el sismo resentirá aún más la economía mexicana que ya venía con signos de debilidad, por lo que "el primer desafío será hacer una estimación de los daños directos e indirectos del terremoto y luego vendrá la difícil tarea de priorizar las inversiones".

Fuente: El Mercurio

Descargar original