Medios

La agenda comercial que deberá abordar Piñera en 2018

Un año bastante intenso se vislumbra para el gobierno de Sebastián Piñera en materia de comercio internacional, ya que casi una decena de tratados deben ser ratificados por el Congreso, renegociados o reactivados.

Dentro del primer grupo aparecen cinco convenios que ya fueron suscritos, pero que aún no son aprobados para poder entrar en vigencia: el acuerdo de liberalización comercial con Argentina, la profundización del Tratado de Libre Comercio (TLC) con China, el acuerdo comercial con Indonesia, la modernización del TLC con Canadá y el pacto con Uruguay.

Desde la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon) detallaron que los documentos de los tres primeros tratados aún no se envían a la Secretaría General de la Presidencia, mientras que el de Canadá ya se encuentra en dicho ministerio. El texto del acuerdo con Uruguay ya se envió al Congreso, pero no es seguro que sea revisado antes del 11 de marzo dada la actual agenda legislativa.

Se espera que el de Argentina y el de China comiencen a regir en el primer semestre y los otros tres entrarían en vigor en el transcurso del año.

A estos se suman dos convenios que se están negociando en la actualidad: la modernización del acuerdo de asociación con la Unión Europea, cuya primera ronda de discusiones se realizará este mes en Santiago, y el acuerdo con los candidatos a Estado Asociado de la Alianza del Pacífico. Hasta el momento, el bloque ha sostenido una sesión de debate con Australia, Canadá, Nueva Zelandia y Singapur, pero hay dos programadas para el primer trimestre: en enero se realizará una en Australia y a inicios de marzo se llevará a cabo una tercera en Chile.

Reactivación
En tanto, la Direcon prevé reactivar las conversaciones para dos tratados: la profundización del TLC con Corea del Sur y la negociación de un pacto comercial con Filipinas.

“Todos los acuerdos que negociamos tienen relevancia estratégica para Chile, ya que abren mercados para distintos productos, rubros, y tamaños de empresas”, declaró Paulina Nazal, jefa de la Direcon.

La autoridad destacó que “para Chile, la apertura comercial es una política de Estado que ha sido parte fundamental para el mejoramiento de las condiciones económicas de nuestra población”.

En cuanto al posible sucesor de Nazal, fuentes conocedoras del proceso aseguraron que los nombres que se barajan son Rodrigo Yáñez, ex asesor internacional en el primer gobierno de Sebastián Piñera; Jorge Sahd, quien se desempeñó como jefe de gabinete del ex subsecretario de Hacienda Julio Dittborn y actualmente es director del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica; y Alfie Ulloa, ex director general de asuntos internacionales en el ministerio de Hacienda y actual secretario ejecutivo de la Comisión Nacional de Productividad.

Ver original

Descargar original