Medios

Panorama político de las elecciones legislativas en los EE. UU.

El polarizado panorama político que predomina en medio de las elecciones legislativas en los Estados Unidos

El analista internacional Raúl Sohr y el director del Centro de Estudios Internacionales UC Jorge Sahd, visitaron el estudio de Última Mirada para analizar los alcances de estas votaciones, consideradas un referéndum contra Donald Trump.

Los estadounidenses acudieron a las urnas durante la jornada de este martes en medio de un agitado clima político que ha convertido las legislativas, prácticamente, en un referéndum sobre el presidente Donald Trump.

La fuerte polarización política que vive Estados Unidos bajo la administración del empresario apunta a una mayor participación de los ciudadanos, quienes se volcaron a las urnas, transformando estas elecciones en una de las que más participación registra, tras la elección presidencial que ganó el actual mandatario norteamericano.

Los estadounidenses deben escoger a los 435 miembros de la Cámara de Representantes, 35 de los 100 senadores y 36 gobernadores, así como miles de puestos locales y estatales en estos comicios.

Para profundizar sobre los alcances de esta elección, marcada por la ola migratorio de personas provenientes de Honduras y El Salvador, el analista internacional Raúl Sohr y el director del Centro de Estudios Internacionales UC Jorge Sahd, visitaron el estudio de Última Mirada.

Al respecto Sahd, señaló que las altas expectativas que han generado esta elección cuentan con un “cierto morbo” por la personalidad que caracteriza al presidente Trump. “Aquí hay dos temas relevantes. Primero si se aprueba el estilo de gobierno y de personalidad de Trump, más allá de su gestión, y el segundo, cuánto del apoyo que obtuvo Trump puede traspasarse a candidatos republicanos”.

Por su parte, Raúl Sohr se enfocó en el significado de esta elección, la que calificó como clave.

“Como se presume que el Congreso puede cambiar de mano y pasar a ser dominado por los demócratas”, lo que podría generar conflictos con relación a la aprobación del presupuesto para construir el muro fronterizo con México, prometido por Trump durante su campaña.

Kentucky e Indiana fueron los primeros estados en cerrar algunos de sus colegios electorales, a los que siguieron los estados de Georgia, Virginia, Carolina del Sur, Vermont, Nuevo Hampshire y la mayor parte de Florida.

“Trump se pasó de la línea, porque las cosas que planteo son inconcebibles”, dijo Raúl Sohr, refiriéndose a, por ejemplo, la acusación contra el Partido Demócrata de “alentar una invasión”, aludiendo a la caravana de migrantes, quienes, según la visión de Trump, vendrían a su país para votar por el bloque opositor.

Las encuestas aventuran un incierto resultado electoral, por lo que pronostican una larga noche antes de conocerse la nueva composición del Congreso.

“Esto habla de una especie de crisis de identidad que tiene el partido demócrata”, dijo Jorge Sahd, “que es seguimos en el centro o nos vamos inclinando hacia la izquierda, en un contexto mundial donde la polarización y el discurso agresivo renta”, señaló, apuntando al resentimiento generado durante la campaña del actual mandatario.

Los sondeos dibujan un panorama favorable para los demócratas en la Cámara de Representantes, donde necesitan ganar 23 escaños para recuperar una mayoría que los republicanos han ostentado desde 2011.

En el Senado, por el contrario, el mapa es mucho menos favorable para los progresistas, donde tienen que defender más asientos que los republicanos, y en estados especialmente conservadores.

 

Fuente: CNN Chile