Medios

Prosur y su proyección regional

El director del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica, Jorge Sahd, añade que la utilidad futura del foro está por verse.

Un balance de la cumbre Prosur, del viernes pasado -realizada en Santiago- hicieron ayer académicos expertos en la materia. Si bien todos valoraron la nueva instancia de coordinación de América del Sur, pusieron sobre la mesa algunas precisiones.

Jorge Sahd, director del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica, afirmó que es un "mérito" que el Gobierno haya logrado convocar a once países en la capital para abordar materias de la región. Eso sí, precisó que "la utilidad de Prosur hacia el futuro está por verse. La tendencia hoy, y eso es especialmente importante en Latinoamérica, es avanzar hacia foros de diálogo más que a la creación de nuevos organismos".

Mientras, Alberto Rojas, director del Observatorio de Asuntos Internacionales de la U. Finis Terrae, precisó que "la experiencia ha demostrado que los foros, en principio, son estructuras más dinámicas que los organismos internacionales, en la medida que tienen asociada una burocracia un poco menor".

En todo caso, Rojas puso el énfasis en que lo central de Prosur es la agenda -y su velocidad- que vayan construyendo los países integrantes.

Gilberto Aranda, académico del Instituto de Estudios Internacionales de la U. de Chile, complementó que se necesita de una "burocracia mínima" para abordar una gran cantidad de temas como los planteados el viernes en la cumbre.

Los académicos, asimismo, plantearon que el desafío mayor de Prosur será extender su alcance a países de izquierda. Aranda, al respecto, afirmó que para dar una señal sobre que esta instancia no es ideologizada se debió haber incorporado a México, pese a que el país escapa de la ubicación geográfica del sur. Y, en paralelo, planteó que La Moneda debe "volver a consensuar la política exterior con la oposición", justamente para que este foro trascienda los gobiernos de turno.

"Si uno revisa los gobiernos que hoy forman parte de Prosur, se ve una tendencia hacia la derecha. Por lo que el desafío será ver si esta nueva institución es capaz de sobrevivir a futuros cambios de gobierno en los países que la integran. Solo entonces se verá su real grado de ideologización o no", expresó Rojas, asegurando que está por verse si Prosur superará, por ejemplo, las próximas elecciones presidenciales en Argentina.

"Para que Prosur tenga proyección en el tiempo, es fundamental que trascienda a los gobiernos de turno. Y para eso, tiene que fijar mínimos comunes basados en principios como el respeto a los derechos humanos y al sistema democrático", concluyó Sahd.