Medios

Los cuatro ejes de la visión post 2020 de APEC

El texto guiará el comercio y la inversión de largo plazo de las 21 economías del bloque

El encuentro del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Chile este año marcará un hito, porque se fijará la visión que guiará el comercio y la inversión de largo plazo de las 21 economías del bloque.

La hoja de ruta reemplazará a las metas de Bogor, establecidas en 1994, y que son referente hasta 2020.

El texto final se va a entregar en Puerto Varas en agosto, cuando se realice el Tercer Cluster de Grupos Técnicos, que incluye al SOM 3 y la Reunión de Ministros de Agricultura.

Según Jorge Sahd, director del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad Católica, y representante de Chile en la comisión de trabajo de la visión post 2020, son cuatro los grandes ejes que se incluyen en el documento.

Nueva era

El primero es el comercio de inversión en la nueva era. “Al respecto, reafirmamos la importancia del compromiso de un comercio basado en reglas y la importancia de combatir las nuevas formas de proteccionismo”, afirmó Sahd.

En específico, se apunta al proteccionismo behind the borders, o todos los requisitos legales, administrativos y regulatorios que ponen las agencias locales y que traban el comercio e inversión, y que son una amenaza para la internacionalización de las empresas.

El segundo eje es la economía digital. “El comercio digital está cambiando qué se comercia y cómo se comercia. Hoy en día no existe sólo un flujo de bienes y servicios, sino también de datos”, dijo. Cómo facilitar el flujo transfronterizo de información y cómo implementar mejores normas de protección de datos son parte de los desafíos.

La tercera prioridad es la inclusión. “Cómo centramos el trabajo de APEC en las personas, cómo hacemos más tangible el quehacer de los organismos internacionales que hoy día están mucho más en la mira del cuestionamiento público”, aseguró.

En representación de Chile, el académico planteó cómo incorporar a las cadenas de valor y al comercio internacional a las pequeñas y medianas empresas. Otra de las prioridades de Chile como anfitrión en la cita de 2019 es fomentar la participación de las mujeres en la economía.

El cuarto eje es recomendar reformas estructurales que deben aplicar cada una de las economías, a nivel doméstico, para aprovechar de mejor manera los beneficios del comercio y la inversión, como políticas fiscales responsables y calidad regulatoria.