Medios

APEC: los hitos de la gira

Valoran diálogo para éxito de cumbre en medio de guerra comercial; contacto con firma china pese a presión de EE.UU., y un convenio con región tecnológica. Pero se mantienen críticas a dichos sobre régimen chino.

Ya concluida la visita de cuatro días del Presidente Sebastián Piñera a China, excancilleres, parlamentarios de las comisiones de RR.EE., analistas y miembros de la comitiva comentaron los hitos de la gira, en medio de las tensiones entre China y EE.UU. por la guerra comercial, y el interés de la multinacional Huawei por adjudicarse proyectos en Chile.

El balance es positivo de forma transversal. Miembros del Gobierno presentes en China destacan entre los logros la firma de una hoja de ruta estratégica con Beijing en 14 áreas y la afinidad que logró Piñera con su par chino, Xi Jinping, con quien se reunió el miércoles y lo ubicó a su lado en una cena con más mandatarios, entre ellos, el ruso Vladimir Putin.

En la comitiva relevaron los acuerdos en materia comercial, de telecomunicaciones, y espacial y astronómica.

En Chile, el académico de la U. de Chile Manfred Wilhelmy comentó que "son muy interesantes los acuerdos de comercio y cooperación, como que los chinos vengan a los observatorios y pongan ahí cosas convenientes". El diputado UDI Issa Kort agregó que "es trascendental el acuerdo de Defensa Comercial para un mejor entendimiento mutuo sobre leyes y prácticas, y asistencia técnica".

Multilateralismo

"Los principales impulsores del libre comercio hoy lo ponen en duda", fue la principal frase del Presidente en el Foro de la Franja y la Ruta, el viernes -en un cuestionamiento indirecto a la Casa Blanca-, recalcando que la cita era una oportunidad para favorecer el multilateralismo.

No fue su única gestión: en la cita con Xi, Piñera le planteó la necesidad de que su país coopere en el éxito de la Cumbre del APEC, que se realizará en Chile, y le pidió esfuerzos por poner fin a la guerra comercial. "El apoyo explícito de China al APEC fue muy positivo", expresó el experto UC Jorge Sahd; mientras que Wilhelmy añadió: "El APEC anterior fracasó, y Chile debe dar conducción para que sea un éxito. Era importante buscar la colaboración de Beijing, y la otra parte de la gestión pasa por Washington".

Los consultados coinciden en que pese a que Piñera se explayó en elogios a China, no hubo una definición por ese país en vez de EE.UU. "No creo que el Presidente haya tomado partido en esta pelea de perros grandes, y está bien", dijo el senador PS y excanciller José Miguel Insulza, bromeando con que "los chinos atienden muy bien y muestran cosas increíbles. Es difícil no sentirse subyugado". Coincidió el historiador Joaquín Fermandois: "Sí se mejoró la posición ante China. A Washington, a lo mejor no le gustó, pero no veo una elección por China. El significado de EE.UU. sigue siendo tremendo".

Otros señalan que Piñera quiso enviar sutiles advertencias a Donald Trump. "Chile le está cerrando el ojo a China", reflexionó el presidente de la comisión de RR.EE. de la Cámara, Jaime Naranjo (PS). El excanciller Miguel Schweitzer añadió: "El Presidente envía un mensaje a la otra gran potencia".

Silicon Valley chino

Una de las controversias previas era si Piñera debía aceptar la invitación a las oficinas de Huawei, luego de que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, cuestionara en Santiago a la empresa. Finalmente Piñera no fue, pero se reunió con su CEO en China, Liang Hua, y su representante en Chile, Dou Yong. Este último comentó a "El Mercurio" que esperan que su filial en Santiago sea "una referencia para Sudamérica", y confirmó el interés por las licitaciones de la red 5G y de la fibra óptica transoceánica.

Que se concretaran contactos fue valorado por el excanciller Heraldo Muñoz (PPD): "Era muy importante no autolimitarse, pese a la arrogancia de Pompeo al pedir limitar lazos con Huawei. Los lazos en el mundo del 5G hay que tenerlos con los que estén en la delantera".

Y si bien la atención en la estadía en Shenzhen -conocida como el Silicon Valley chino- la capturó la reunión de Piñera con Huawei, en la comitiva también valoraron una cita de Piñera, horas antes, con el gobierno de Guangdong, provincia donde se ubica la ciudad. Ahí se acordó una alianza estratégica en cooperación tecnológica, la que se sumó a los contactos con las firmas de esa zona. Sería, explican en el Gobierno, el tercer convenio con una región extranjera que firma Chile. Los anteriores fueron con California y Massachusetts.

¿Puerta de entrada?

"Chile quiere ser un centro de negocios para las empresas chinas en Latinoamérica", dijo el jueves Piñera, ante cientos de innovadores chinos. El mensaje lo repitió el viernes, expresando que nuestro país espera ser "la puerta de entrada" de Asia a Latinoamérica.

Los expertos y excancilleres coinciden en que si bien la gira es un "paso en esa dirección", hay aún tareas pendientes para ello.

Régimen comunista

Además de la presencia de los hijos del mandatario en la gira (ver nota relacionada), otra controversia ocurrió cuando al ser consultado sobre el régimen comunista chino, Piñera dijo que "cada país tiene el sistema político que quiere".

Exministros coinciden en que la "forma no fue la mejor".

"Una gira bien exitosa: se hicieron todas las reuniones que se debían hacer, se afianzaron los contactos y la posición comercial y de inversión con China, y se logró sin crearse problemas con EE.UU.".

 

JOSÉ MIGUEL INSULZA
PRESIDENTE DE LA COMISIÓN DE RR.EE. DEL SENADO Y EXCANCILLER