Medios

Los cinco embajadores más influyentes en Santiago

Por el peso de sus países en la economía global, factores geopolíticos y hasta por su personalidad, hay embajadores más influyentes que otros en Santiago. Y a juicio de diez parlamentarios de las comisiones de Relaciones Exteriores del Senado y de la Cámara de Diputados, tres expertos y un dirigente empresarial, son los de China y Estados Unidos —aunque técnicamente es el encargado de comercio— los que encabezan el listado.

En los top five, también están —con igual cantidad de menciones— los titulares de Reino Unido, Argentina y España. Aunque en la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), agregan a Francia, que según comentan ha sido activa en invitaciones a reuniones con empresarios interesados en hacer negocios en Chile en sectores como transporte, eléctrico y vitivinícola.

Más atrás, les siguen los representantes de la Unión Europea, Brasil, Perú, Canadá, Marruecos, Holanda y Australia.

Chile, jamón del sándwich

En medio de la guerra comercial que mantienen China y EE.UU., Chile se ha convertido en una caja de resonancia.

En abril pasado, el estilo solemne y circunspecto que caracteriza a los diplomáticos fue puesto en pausa por Xu Bu, el representante asiático. Reconocido por sus intervenciones públicas frontales —el año pasado criticó a Corfo por reclamar ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia contra el intento de la china Tianqi de comprar una posición dominante en SQM— no dudó en salir a responder al secretario de Estado de Donald Trump, Mike Pompeo, quien durante su visita a Chile aseguró que cuando China hace negocios en lugares como América Latina “inyecta capital corrosivo en el torrente sanguíneo económico, dando vida a la corrupción y erosionando el buen gobierno”. Todo esto, 12 días antes de que el Presidente Sebastián Piñera emprendiera su primera visita oficial a China. “El señor Mike Pompeo ha perdido la cabeza y ha llegado demasiado lejos”, declaró Xu Bu a La Tercera, donde también calificó a la autoridad estadounidense de “hipócrita”.

En tanto, mientras Pompeo advertía que usar celulares de Huawei “presenta riesgos a los ciudadanos” chilenos, Xu Bu contraatacaba sosteniendo que la compañía de celulares china no realiza actividades de espionaje.

El embajador asiático también ha sido muy activo en el parlamento local: no dudó en quejarse ante de la Democracia Cristiana por un proyecto de resolución que la bancada de diputados impulsó para condenar las violaciones a los derechos humanos en su país.

“EE.UU. siempre ha sido visto como el poder dominante de la región y hay un interés en trabajar para que su país siga así. Aunque su atención geopolítica está en China y en Rusia, su interés es mantener el poder en Chile”, plantea Robert Funk, académico del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile.

Según la oficina comercial china, en 2017 el país asiático invirtió en Chile US$ 1.900 millones y US$ 5.700 millones en 2018. En paralelo, de acuerdo al Banco Central, la inversión estadounidense en Chile totalizó US$ 31.749. En cuanto a exportaciones, la información de Aduanas señala que los envíos a EE.UU. totalizaron US$ 10.826 millones; a China superaron los US$ 24.656 millones.

Así, EE.UU. es el segundo socio comercial —después de China— y el primer inversionista en Chile. Desde el 25 de enero la sede diplomática norteamericana está encabezada por el encargado de negocios, Baxter Hunt, luego de una infructuosa nominación del embajador por parte de Trump. Pese a lo anterior, los especialistas plantean que esa contingencia no debe ser interpretada como una falta de interés en Chile, sino que simplemente como una complicación doméstica, ya que el proceso general de nombramientos de representantes en el exterior del gobierno estadounidense se ha visto entrampado en el Senado de ese país.

Con un tratado de libre comercio que cumplirá 16 años desde su firma, la relación entre Estado Unidos y Chile se ha mantenido más bien estable y actualmente tendiente a evitar, por parte de EE.UU., que la amenaza china tome ventaja en el país.

Un cercano a la realeza

Los titulares de las cinco embajadas consideradas como más influyentes tuvieron experiencias diplomáticas previas, pero hay uno que tiene mayor intimidad con las autoridades de su país. Se trata de Jamie Bowden, quien fue secretario privado adjunto del Príncipe de Gales, Carlos; quien además destaca en su cuenta Twitter tener “abuelo y tía nacidos en#Valparaíso”.

De manera expedita y en tiempo récord, ante la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea, Bowden logró negociar con la Cancillería el primer acuerdo bilateral de libre comercio, el que fue firmado en enero de este año. Las autoridades destacaron que este servirá de resguardo a los exportadores nacionales que realizan envíos a ese mercado, ya que traspasa las condiciones del Acuerdo de Asociación entre Chile y la Unión Europea a uno bilateral con el Reino Unido.

Jorge Sahd, director del Centro de Estudios Internacionales de la UC, dice que se trata de un embajador muy activo. “Es una persona muy dialogante y con gran capacidad de generar vínculos con instituciones”, acota. El 3 de mayo, por ejemplo, celebró en su residencia el cumpleaños de la Reina Isabel. En Twitter, compartió una foto donde corta un trozo de pastel junto al diputado UDI Issa Kort, la ministra de Transportes, Gloria Hutt, y el comandante en jefe del Ejército, Ricardo Martínez.

En cuanto a Argentina, Andrés Rebolledo, ex titular de la Dirección de Relaciones Económicas de la Cancillería (Direcon), afirma que por los vínculos históricos “generalmente envían embajadores de alto nivel”. Es el caso de José Octavio Bordón, sociólogo que tiene en su trayectoria política haber sido diputado y Senador del país trasandino, ministro e incluso candidato a la Presidencia de la nación en 1995. En 2003 fue nombrado por el Presidente Néstor Kirchner como Embajador de Argentina en Estados Unidos, cargo que desempeñó durante todo ese mandato. A fines de 2015 fue designado embajador argentino en Chile por el Presidente Mauricio Macri.

Y aunque en los últimos años la inversión española en Chile ha disminuido, la presencia histórica de capitales de esa nación hace que su embajada siga teniendo poder. “El embajador de España, Enrique Ojeda, es un representante joven que viene llegando de Bolivia y que tiene una experiencia muy interesante para Chile, un amplio conocimiento y trabajo en materias de descentralización y autonomías regionales”, destaca el senador de la comisión de Relaciones Exteriores Alejandro Guillier. Su par de la UDI, Iván Moreira, agrega que la embajada ha sido siempre muy activa y comenta que el titular anterior “era una bala... Los españoles hacen servicio exterior, son bajo perfil, pero tienen mucha influencia. No hay que olvidar la cantidad de empresas españolas que hay en Chile”.

En los últimos meses, la embajada ha promovido públicamente los capitales españoles en empresas de energías renovables, obras públicas y minería. También se les ha visto interesados en fomentar el intercambio cultural.

Opinaron de las comisiones de RR.EE.

De la Cámara: Issa Kort y Cristhian Moreira(UDI), Francisco Undurraga (Evópoli), Vlado Mirosevic (Partido Liberal), Jaime Naranjo (PS), Carmen Hertz (PC), Catalina del Real (RN), Pablo Vidal (RD). Del Senado: Iván Moreira (UDI) y Alejandro Guillier (independiente).