Medios

Marco económico Indopacífico

Joe Biden planteó en octubre pasado un nuevo Marco Económico del Indopacífico con el propósito de que los países tuvieran “objetivos compartidos” en diversas áreas de cooperación y sustento. La idea, es poder disminuir la dependencia económica que tienen los países aliados con China, estableciendo que esta preocupación nace de las diversas interrupciones de suministros durante el confinamiento a causa de la pandemia, la invasión de Rusia a Ucrania y la incertidumbre ante el futuro que pudiese tener Taiwán -como si se prepararan ante cualquier conflicto que pudiese existir y que involucrase al gigante asiático-.

En relación a esto, los países que integran este nuevo plan son:
• Estados Unidos
• Japón
• Australia
• Brunéi
• Corea del Sur
• India
• Indonesia
• Filipinas
• Malasia
• Nueva Zelanda
• Singapur
• Tailandia
• Vietnam
 
Para Carolina Molinare, economista e investigadora del Observatorio del Contexto Económico OCEC-UDP “este acuerdo le permite a Estados Unidos tener una participación económica significativa en la región. Esta iniciativa abarca temas de comercio, cadena de suministros, energías limpias, impuestos y anticorrupción, lo que se espera que mejore aspectos como la inversión, el desarrollo de nuevas tecnologías y los mecanismos en las cadenas de suministros que se han visto fuertemente afectadas durante la pandemia”, indica, agregando: “Además, contar con el apoyo de países como Japón y Australia, que corresponden a grandes economías de la zona, dará mayor sustento al acuerdo comercial”, asegura.
 
Ante esto, el Gobierno nipón representa la tercera economía mundial y, además de respaldar el plan estadounidense, le solicitó a la potencia que Washington se una al CPTPP (más conocido como el Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico o TPP-11 en Chile), dado que el sector aglutina el 13,4% del PIB global, lo que representaría una buena inversión. Sin embargo, Biden no ha dado respuesta ante lo solicitado. De hecho, el que se una a este planteamiento también es poco probable.
“Estados Unidos sabe que han pedido influencia en la zona”, establece Jorge Sahd, abogado y director del Centro de Estudios Internacionales de la Pontificia Universidad Católica de Chile, explicando que esto ocurrió “luego de su retiro del TPP, acuerdo liderado por Washington. Este (nuevo) acuerdo busca que Estados Unidos fortalezca su presencia en esa zona estratégica, donde India y Japón cumplen un rol fundamental”, comenta.
 
Al mismo tiempo, añade en relación con esta solicitud de Japón que “este nuevo acuerdo no es de ninguna manera incompatible con el TPP11. En el nuevo acuerdo no están países de la región con salida al Pacífico, como Chile, México o Perú. Tampoco es un acuerdo del alcance y profundidad del TPP, de acuerdo a las primeras informaciones […] USA sabe que no puede volver a impulsar el TPP, porque no tiene el apoyo suficiente en el Congreso. Este nuevo acuerdo no requeriría la ratificación de los congresos, por lo que pareciera ser un acuerdo estratégico sin mayor alcance comercial ni de acceso a mercados”, determina.
 
¿Afectará a China esta medida?
 
Para la experta Molinare “el proceso de desaceleración del crecimiento de China puede ser visto como un indicador favorable para este marco. De esta forma, China debe centrarse en una pronta recuperación económica”, establece, para que la segunda potencia no se vea perjudicada por este nuevo “club” global.
 
En abril de 2022 la economía china superó las expectativas y creció un 4,8% en el primer trimestre según los datos otorgados por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE). Esto se llevó a cabo incluso con el confinamiento de Shangái, que representa la capital financiera de la segunda economía mundial. “China ha tomado proteccionismo, a través del RCEP suscrito el 2020 y su reciente interés de sumarse al TPP11”, complementa Sahd.
 
Es por esto que, según lo establecido por el mismo experto, China quiso integrarse al TP11, un sistema que “sus orígenes están liderados por Estados Unidos para establecer las reglas para China, pero sin China”, debido a que: “Estados Unidos está consciente que su retiro del TPP11 y su demandante política local le ha restado presencia y relevancia en una zona estratégica donde China ha ganado presencia”.
 
En la actualidad, los países que conforman el TPP11 son:
 
• Australia
• Brunéi
• Darussalam
• Canadá
• Chile
• Malasia
• México
• Japón
• Nueva Zelanda
• Perú
• Singapur
• Vietnam
 
Por ahora, China no se ha proclamado ante esta medida. No obstante, en el “China’s National Defense in the New Era” de 2019, declararon su postura ante los desafíos que ha presentado su interacción con la potencia occidental: “Estados Unidos ha ajustado sus estrategias de defensa y seguridad nacional y ha adoptado políticas unilaterales. Lo que ha provocado e intensificado la competencia entre los principales países, aumentado significativamente sus gastos de defensa, impulsado por capacidades adicionales en defensa nuclear, del espacio ultraterrestre, cibernética y de misiles, y ha socavado la estabilidad estratégica global”, establecieron.
 
El panorama para Chile
Molinare plantea que “para Chile este acuerdo significa una mejora en las relaciones comerciales y económicas de Asia-Pacífico, y Estados Unidos, donde hay muchos de los principales socios comerciales de nuestro país. Con todo, China sigue siendo el principal socio comercial, y el resultado final será dependiente de los resultados globales a nivel de comercio entre los países involucrados en el acuerdo y lo que ocurra con la economía china”.
 
En paralelo, para Sahd “como este acuerdo no es incompatible con el TPP11, lo deseable sería que Chile acelere la aprobación del TPP11 y, por otra parte, esté atento a los avances de este acuerdo marco del indopacífico para eventualmente en el futuro, poder sumarse, considerando que en este nuevo acuerdo hay socios comerciales importantes para el país, como es el propio Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Japón o Corea”, sugiere, indicando que el país debería actuar en pos de estas medidas cuando se presente la oportunidad.
 
Fuente: Emol