Medios

ESTRATEGIA Y FOCALIZACIÓN

JE Cheyre cuadrLa Estrategia es una disciplina, ciencia o arte que nace y se desarrolla en el ámbito militar. El concepto proviene del griego stratos ("ejército") y la palabra agein que se entiende como "conductor" o "guía". En su sentido antiguo se le conoció como el arte del general.

La acepción original ha sido ampliamente superada Hoy se emplea para reflejar asuntos de alto nivel, objetivos importantes, efectos profundos y decisiones de largo plazo. La aplican derivo-res provenientes del mundo de lo internacional, la empresa, lo político y dirigentes del ámbito social. También, han surgido estrategas que definen la manera de enfrentar la organización de un gran evento o planifican un encuentro deportivo que busca alcanzar un triunfo sobre su oponente.

La estrategia es una poderosa herramienta para ser aplicada en el ámbito de quienes deben definir un actuar en el mundo empresarial. Mac Nichols la define corno "la ciencia y arte de emplear las destrezas y recursos de una empresa, para lograr sus objetivos básicos en las condiciones más ventajosas". Chandler precisa que el concepto debe entenderse como "la determinación de los fines y objetivos básicos a largo plazo de una empresa, junto con la adopción de cursos de acción y la asignación de recursos necesaria para lograr esos objetivos". En el fondo, la estrategia es un conjunto de movimientos y acciones para alcanzar un objetivo, constituye la definición de una ruta óptima para arribar al destino deseado.

El mundo actual exige a tomadores de decisión, aplicar conceptos que no son complejos. Entendiendo la esencia de los mismos perfectamente, es posible ponerlos al servicio de nuestro actuar. La dificultad estriba en reconocer cuales son los principios básicos del pensamiento y actuar estratégico. Cuando ello no se logra las decisiones estratégicas contienen errores que conducirán al fracaso en la consecución del objetivo deseado. En esa perspectiva, a mi juicio, la esencia de la estrategia se encuentra en la focalización. Se trata de definir el gran objetivo estratégico. Es en éste que se debe centrar todo esfuerzo. Así se evita la dispersión de medios, recursos y capacidades. Son estos objetivos estratégicos los que orientan el actuar constituyendo el punto al que se quiere llegar.

Cuando no se focaliza se va a la derrota. Afortunadamente, Hitler no era estratega; abrió el frente ruso cuando aún no se consolidaba el triunfo en el frente europeo y en Stalingrado comenzó su ocaso. A contrario sensu, Roosevelt después de Pearl Harbour comprendió que el esfuerzo principal era derrotar a la Alemania nazi en Europa, evitando dispersar esfuerzos contra Japón o inmiscuirse en el frente de África o Europa del Este.

La focalización exige al estratega fijar un objetivo concreto, realizable, de largo plazo, que tenga impacto y que se apunte al fin principal deseado. Ampliar la gama de lo que se aspira lograr llevará a la dispersión de esfuerzos generando desconcierto. Es por ello que un aspecto vital de la estrategia radica en la focalización.

Juan Emilio Cheyre - Director Centro de Estudios Internacionales